ECOBIOMETRÍA


Ecobiometria

 

La Ecobiometría es la única solución sustentable, para que dejemos de ser depredadores y convertirnos en benefactores de nuestro entorno y del mundo viviente.

El género humano con su existencia y actividad modificó el entorno mundial impactando la naturaleza. Es innegable que en base al uso de las ciencias y tecnología, la calidad potencial de vida del hombre se ha incrementado enormemente y desafortunadamente con ello afecta y degrada su medio ambiente, flora y fauna. Lo anteriormente señalado pone de manifiesto la inconsciencia y el rezago humano en relación al uso y aplicación de sus avances científico-tecnológicos y es evidente que la afectación que inconsciente o irresponsablemente se causó a la naturaleza, ahora se vuelve contra nosotros. Es más que una amenaza, e inexorablemente avanza en detrimento del mundo viviente.

Este fenómeno es de conocimiento público, pero no ha bastado para concientizar a la sociedad, debido a que es irreversible el daño que se está causando al medio ambiente, considerando que de él depende la vida, debemos recordar que no es reciclable.

Urge concientizar y capacitar académicamente a la sociedad, para que el estudiante antes de titularse en química, medicina, ingeniería, psicología, administración de empresas etc., se titule como Ser Humano y aprenda a utilizar sus capacidades, conciencia y responsabilidades humanas esenciales antes que sus capacidades científico tecnológicas. Para ello es indispensable reeducar a la sociedad, a cada individuo capacitarlo para que comprenda que la manera en que se puede conservar la vida propia y de la naturaleza es utilizar racional e inteligentemente la filosofía, ciencia y tecnología, así como todos los progresos logrados en su existencia.

Es increíble que existan científicos y/o técnicos que por mal interpretados intereses comerciales, diseñan y elaboran productos que durante y/o después de ser utilizados son o serán degradantes de la vida. ¿Para qué queremos dinero y/o productos de consumo, si nuestra calidad de vida para utilizarlos ya no la tenemos? Los grandes consorcios industriales y comerciales deben entender que el éxito en sus transacciones depende de la vida humana existente y no de las altas producciones ni de las tácticas de guerras comerciales.

Es necesario que la educación trascienda a conciencia para lograr una vida racional, auténtico progreso y verdadera civilización para el hombre. Por principio es necesario que desde hoy el cálculo, diseño y elaboración de todo producto o artículo se planee minuciosamente para ser reciclado. ¿Acaso el hombre es tan incapaz e irresponsable que avanza retrocediendo y construye destruyendo? ¿Acaso no es digno de la tecnología, ciencia y filosofía que los grandes genios nos heredaron avanzar avanzando y construir construyendo? ¿Por qué solo las utiliza para degradar y destruir al mundo viviente? Somos capaces de diseñar y elaborar múltiples productos pero: ¿Somos capaces de prever en que forma van a afectar a los consumidores y al medio ambiente dichos productos, acaso el progreso industrial es sinónimo de destrucción e inconsciencia? El uso irracional del concreto, los químicos y la industrialización diversificada ya contaminó el medio ambiente, la flora y fauna y ninguna novedad representa decir que el hombre ya está contaminado en su organismo. Lo que sí es novedad y muy alarmante es que el hombre ya está contaminado mentalmente, esto lo comprobamos en los medios de comunicación, son tantas las noticias malas y diversificadas anunciando la degradación de la vida y el medio ambiente, que ya casi a nadie le asombran, la insensibilidad y la inconsciencia son causa y efecto a la vez de la contaminación psicológica del hombre y con su actitud demuestra que ya está apto para contaminar y/o ser contaminado.

La violencia y competencia irracional industrial, comercial, financiera, verbal y física exhiben al hombre como un producto de consumo. Debemos reorientar nuestra forma de vivir y recordar que ni el hombre ni el planeta son productos industriales desechables. Entendamos la gravedad de nuestra situación, ahora no solo enfrentamos la contaminación ambiental, también la mentalidad e intelecto del hombre está afectado a tal grado que sin darnos cuenta, la educación que se imparte en las nuevas generaciones , aparte de ser incompleta, cronológicamente retrasada y sin evolución, está contaminada por la inconsciencia de nuestra forma de vivir. Es notable la indiferencia aunada a la impreparación social e individual para frenar las diferentes formas de contaminación que afectan a la vida. Es necesario reeducar al individuo y a la sociedad, para que reconstruyan su hábitat, idiosincrasia y actividades vivenciales, que hagan de sus vidas un proyecto, que lo integren y fundan a la naturaleza y no sean más depredadores de la flora, fauna y de sí mismo, para que no solo hagan de su vida un proyecto, mas bien, se conviertan en un proyecto viviente y la Ecobiometría sea el concepto, la idea, la palanca de arranque, para que el hombre inicie la marcha rumbo a su humanización y deje de existir para comenzar a vivir y que sus actos los programe para la superación individual y social.

¿Existir sólo por existir como un ser irracional o vegetal? Este es el estado práctico en que nos encontramos, simplemente existimos y provocamos consecuencias como si solo estuviéramos esperando el fin del mundo, ya que utilizamos la ciencia y tecnología sin un sentido universal de causa y efecto, ya que producir artículos y productos, que más que servicios van a ser basura, no es razonable. Es necesario saber qué y para qué se produce, qué y para qué son los actos que efectuamos. El sentido que se le da al individuo actual es de existencia como si fuese un producto de consumo.

Debemos concientizarnos de que no somos un producto de la tecnología o de material artificial. Dejemos de reaccionar con nuestro instinto, mejor razonemos con nuestra inteligencia. El individuo o el grupo cuando actúa por intereses tergiversados reaccionan instintivamente. Al actuar regido por un proyecto racionalizado e inteligente es cuando se eleva y sobre el interés absurdo y dañino prevalece la conciencia progresista e integral de vida. Solo actuando así el hombre podrá ser llamado justamente: Ser Humano, Racional e Inteligente.

A las Autoridades de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial:

.

El efectuar una función oficial, representa un honor y responsabilidad trascendental por sus repercusiones sociales. Sus actos revisten riesgos y posibilidades impactantes para el progreso o retraso de la entidad o nación a las que ustedes sirven.

La variedad y diversificación de la problemática social que ustedes atienden por la importancia que reviste exige atención y solución. La existencia de problemas estratégicos y vitales, deben atenderse acertada e inmediatamente, de lo contrario repercutirán en inseguridad y degradación de nuestras vidas.

Existen rezagos legislativos que la sociedad requiere y necesita sean atendidas expedita y formalmente en lo respectivo a su interrelación y repercusión de sus actividades vivenciales, en su hábitat, medio ambiente, flora y fauna. Es evidente y amenazante el daño y destrucción que el hombre ha causado a su entorno, además está acabando gradualmente con el mundo viviente, lo cual está afectando la calidad de vida del hombre y se agrava con el tiempo. Es necesario ser conscientes, colaboremos y remediemos con nuestras funciones y actividades. Para ello necesitamos leyes expresas al respecto, las cuales están hechas para dirigir y regir.

Las relaciones del hombre con el hombre, prácticamente dejan desprotegidos de los abusos e irresponsabilidad del individuo a la flora, fauna y el medio ambiente. No existen leyes integrales de protección al medio ambiente, ni para educar a la sociedad, ni para proteger su entorno ni al mundo viviente. Es necesario que desde la educación primaria hasta la educación superior se incluya una materia referente a ello que no se limite a la ecología, que cubra las actividades industriales, domésticas, de hábitos etc. Solo así el educando tendrá posibilidades de hacer conciencia racional.

Actualmente se habla de ecología, pero no se educa en los hábitos y actitudes vivenciales, industriales, comerciales etc., que son las causas que realmente están destruyendo la vida poco a poco. Es inexorablemente indispensable proteger al medio ambiente en que vivimos de forma tal, que se cubran todas las actividades vivenciales del ciudadano común, del industrial, del empresario y al mismo funcionario público. Aunado a ello es necesario legislar, para que gubernamentalmente se apoye económica y estructuralmente a investigadores y promotores para el desarrollo y conciencia social, debido a que ellos tienen contacto directo y viven en la comunidad, conocen y sufren junto a la población civil, la problemática de índole diversa resultante de la carencia educativa y de leyes que den orden a las actividades de los grupos que forman nuestra sociedad. Legislar para respaldar y estructuralmente apoyar a esas personas y/o asociaciones que trabajan para proteger, superar, activar y desarrollar a la sociedad ya es indispensablemente urgente.

Sabemos que el problema fundamental de la destrucción ambiental es la nula conciencia y falta de cultura, ya que no existe educación formal al respecto, la cual debería ser obligatoria y gratuita. Mientras no se legisle clara e íntegramente para la protección y cultura de la vida en compatibilidad con el desarrollo y progreso industrial, viviremos en la infracultura y el atraso degradando cada vez más nuestra calidad de vida y llegará el día en que el daño al género humano y mundo viviente sea irreparable.

Señores Legisladores: es necesario que sus funciones trasciendan, modernizando y elevando la calidad de vida y cultura de nuestros países. Previsión es protección, nuestra calidad de vida, la flora, la fauna y el medio ambiente dependen en gran medida de la conciencia, actitud y aptitud de ustedes en ese respecto. Nosotros como ciudadanos comunes tenemos la obligación de cumplir con las leyes y la obligación, el honor y la oportunidad de servir proponiéndole a la altura y necesidades de naciones que necesitan progreso racional y exigen ideas, imaginación, creatividad y atención para un desarrollo de niveles superiores.

Señores funcionarios del Poder Ejecutivo: El honor de gobernar y administrar aplicando las leyes a ustedes corresponde y proponer otras que aseguren alto nivel de vida y protección de ella. La forma justa, progresista y sin distingos con que utilice las leyes al gobernar, las transforma de jurídicas a morales, dando con ello a los ciudadanos los elementos necesarios para cimentar una sociedad superior que racionalmente utilice el resto del mundo viviente.

Señores funcionarios del Poder Judicial: La vigilancia de las leyes, aplicación y seguimiento de ellas son responsabilidad de ustedes, el criterio y la forma de hacerlo logran que estas sean respetadas, aceptadas y puestas en práctica en la vida social, leyes que protejan al medio ambiente y a quienes con él convivimos. Inculcadas convenientemente el ciudadano las haría habituales en sus actividades. Esperamos que al legislarse al respecto, su participación se extienda más allá de sus obligaciones y aflore en ustedes el criterio y la necesidad humana de proteger a sus congéneres y nuestro hogar el mundo que habitamos.

Señores funcionarios Públicos: Sus actividades son demasiado importantes porque trascienden y afectan la vida social e individual. Para que pueda ser más trascendental hay que elaborar, analizar, promulgar y aplicar leyes que garanticen la existencia de la vida misma, y no solo para existir por existir. Leyes que aseguren alta calidad a nuestra existencia, ello ennoblecería sus funciones convirtiéndolos más que en servidores públicos en benefactores de su entidad o nación. Pedimos su apoyo y participación oficial como ciudadanos de alta calidad y sensibilidad humana, dignos ejemplos a seguir por las nuevas generaciones, para que en presente y futuro la sociedad viva en el absoluto desarrollo y progreso integral.

Señores funcionarios: Reiteramos nuestra necesidad de ustedes como servidores públicos y seres humanos. Ayúdenos a vivir racionalmente, dejar de ser depredadores, elevémonos a benefactores de la naturaleza y del mundo viviente.

A quien Corresponda: Secretarías de Educación Pública e Institutos Incorporados, Universidades, Tecnológicos, Autónomos y/o Privados, a la comunidad educativa y cultural en general, a todo instituto, asociación, empresa o grupo oficial o civil y toda persona que tenga relación con la capacitación y superación del individuo y la sociedad, o sin tener relación con esa actividad, le interese el desarrollo y capacitación intelectual del ser humano, para que su evolución y preparación académica sea eficiente, concreta y óptima. Así lo ameritan las nuevas generaciones que son quienes se enfrentarán a las deficiencias de la estructura social, industrial, comercial y cultural que el progreso desviado e irreflexivo que la sociedad consumista actual les heredará. Es necesario actualizar las carreras profesionistas, porque las circunstancias de vida presente, futura y nuestro bienestar lo exigen.

Es urgente formalizar una carrera de nivel superior dirigida y especializada para el desarrollo y protección del hombre y de toda forma de vida, como el medio ambiente, en compatibilidad con el desarrollo y protección del hombre y de toda forma de vida, como el medio ambiente, en compatibilidad con el desarrollo industrial, comercial, científico y tecnológico que son los pilares del progreso y la activación mundial de la economía.

Ecobiometría: más que un concepto necesario para la vida, es una especialización académica, filosófica, práctica y vital para el hombre. Este proyecto es uno de la serie que presentamos ante la sociedad internacional, para colaborar en la recomposición vivencial del género humano y su reeducación para su civilización y humanización. Hasta hoy hablar de ecología es muy común, pero no le damos la importancia real y efectiva a ese término, incluso nos parece simbolismo muerto, insignificante.

Las ciencias y la tecnología son sinónimos de industria y progreso, pero desafortunadamente también representan contaminación y degradación ambiental, ya que solo se ha recurrido a ellas para producir, sin prever las consecuencias secundarias que acarrean las actividades de producción y los artículos resultantes que después de ser utilizados se convierten en basura.

Es necesario que extractos de ciencias y tecnologías de Sociología, Biología, Química, Ecología, Biomecánica, Botánica, Patología, Nutrición, Fisiología, Medicina, Antropología, Psicología, Pedagogía y de otras más se compendien para crear una nueva carrera universitaria de Ecobiometría y formar profesionales de alto nivel, para que protejan al mundo viviente y dirijan el racional desarrollo industrial y el progreso sin destruir flora, fauna, y a la vez se eleve la conciencia y la calidad de vida del ser humano. Al graduarse de Licenciado en Ecobiometría, al igual que un arquitecto firma y se hace responsable de una obra civil, un contador de un balance anual de una empresa etc., el Ecobiómetra será responsable de la afectación que tenga en el género humano, flora, fauna y medio ambiente, todo producto, artículo u obra tecnológica, científica, industrial, comercial, civil etc. y no podrá producirse o construirse sin su autorización y firma de responsable para dirigir y controlar así el progreso racional sustentable, en beneficio de la humanidad y del medio ambiente.

Actualmente los adelantos científicos y tecnológico rigen nuestra existencia y debe ser a la inversa. El hombre no evolucionó ni maduró con la revolución industrial, es decir: como científico e industrial avanzó, pero como ser humano quedó atrasado, ya que no tiene propuestas concretas para responsabilizarse del impacto que causó en la vida e idiosincrasia de sus congéneres y el medio ambiente. Evidentemente perdió el control del progreso y con su actitud demuestra aptitud para degradar su vida, contaminar y destruir su hábitat.

Afortunadamente existen personas preocupadas por el mundo viviente y el progreso racionalizado, démosle la oportunidad de servir y démosle la opción de ser benefactores de la vida capacitándose como Ecobiómetras haciendo realidad este proyecto.

Los egresados de esta profesión serán requeridos prácticamente en todas las actividades del hombre, su desarrollo y futuro sería el más promisorio de cuanta profesión pueda existir. Elaborarán sistemas pedagógicos de concientización y capacitación social en el uso de accesorios y artefactos, con quienes tengan la capacidad de planear y diseñarlos. Así se creará cultura a tal grado que la Ecobiometría no será solo un concepto o compendio tecno científico, será un hábito inseparable en la actividad del hombre. El Ecobiómetra supervisará toda actividad industrial, participará de la planeación y diseño de todo artículo y producto para que sea reciclado completa y reiteradamente, ya sea por actividad industrial o por la acción de la naturaleza, para evitar la acumulación de basura y su impacto en la contaminación ambiental. Todo acto o circunstancia que impacte, altere o evolucione el medio ambiente será de su incumbencia, supervisará, planeará y dirigirá las actividades industriales y su impacto, además del desarrollo social y las consecuencias que ello conlleve.

La Nueva Era y la elaboración revolucionada de productos ecobiométricos generará millones de nuevos empleos ayudando así a mejorar la calidad de vida y la economía mundial y con ello seremos precursores del renacimiento industrial y comercial al desechar el atraso en la elaboración y consumo irracional de productos degradatorios para la vida, iniciaremos la “era de la industria y del comercio consciente y racionalizado ” crearemos una nueva y responsable cultura y quedará olvidado el obsoletismo, la cultura y actividades anti vida a las que la humanidad por ignorancia, inconsciencia e irresponsabilidad se aferra.

Dejemos de ser depredadores para convertirnos en benefactores de nuestro entorno y del mundo viviente. Eduquémonos para ello y demostremos que somos capaces de conducirnos con inteligencia y dignos de llamarnos Seres Humanos.

BioUniversal Org

admin@biouniversal.org

.

.

admin@.

Anuncios